Lorem ipsum dolor amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus.

Baker

Follow Us:
Title Image

Blog

El germen de todo el proyecto

Yo no soy de dulces. NY Cheesecake

La NY Cheesecake es para morirse de buena, al menos eso pensamos yo y mi paladar, es untuosa, aterciopelada, con ese toque salado… mmmm! Creo que es uno de mis postres favoritos.

A esta tarta le debo mucho, ya que despertó mi curiosidad para ir más allá de lo que ya sabía hacer.

Era el cumpleaños número cuarenta de una de mis cuñadas, e invitó a toda su familia, ambos lados incluidos, a celebrarlo en una casa rural perdida en el Vallés catalán. Yo me ofrecí a hacer los postres para tan magno evento. Se me ocurrió hacer, entre otros, una tarta de queso al estilo neoyorquino, la cual nunca había hecho.

Pasé una semana navegando entre foros gastronómicos americanos, leyendo comentarios y experiencias sobre cada receta,  hasta que decidí mezclar un poco de esta y otra de aquella porque ninguna me convencía del todo. Un fin de semana antes de la gran celebración hice una prueba… y qué les puedo decir… estaba de lágrimas chinas* citando a mi amiga Isabella. Aquello era una delicia.

La cumpleañera era uno de los testadores de la tarta, ella siempre ha ido pregonando a los cuatro vientos que “no le gusta el dulce”, pero nada más acercó la cucharada de pastel con unas gotas de mermelada de fresa y su boca dictó el veredicto: le encantó. Saboreaba haciendo sonidos onomatopéyicos, pero sin emitir una sola palabra. Qué placer!

A partir de entonces, a mi cuñada, la que sólo comía macarrones con tomate, la que no era de dulces, no sólo se enamoró de la NY Cheesecake en todas sus versiones, -grande, pequeña, en cupcake, con mermelada, sola-, sino que se convirtió en mi chofer, en mi mejor arma publicitaria y en mi comercial de ventas número uno.

Evidentemente con este resultado perdí la modestia, y tan segura de mi misma preparé la tarta para celebrar su cumpleaños.

 

 

A continuación la receta de su Ponqué de Vainilla

 

 

8-10 galletas Digestive (machacadas)
1 cucharada de mantequilla (derretida)
¾ de taza de azúcar blanca
450 gr. de queso Philadelphia
¼ de taza  más dos cucharadas de leche
½ taza de crème fraiche (nata fresca)
2 Huevos
1 cucharadita de extracto de Vainilla
3 cucharadas de harina (tamizada)

Salen de 8 a 10 porciones.

Precalienta el Horno a 180°C/ 350° F

Engrasa y enharina un molde de 20 cm. Preferiblemente de los que se desarman.

En un recipiente mezcla las galletas machadas con la mantequilla derretida. Y luego presiónalas dentro del molde ya engrasado para hacer la base de la tarta. Hornéala por 7 minutos para que quede crujiente y déjala reposar.

En la batidora, mezcla el queso Philadelphia con el azúcar hasta que esté cremoso y bien incorporado. Agrega la leche, luego los huevos uno a uno. Añade la Creme Fraiche, la vainilla y por último la harina.  Vuelca esta masa sobre la base de galleta.

Hornea por una hora. No más. Aunque parezca que le falte… créeme, ¡está lista!

Tips:

1.Que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente.
2.Para desenmoldar mejor, coloca un papel de horno antes de colocar la base de galleta.
3.Una vez haya pasado una hora en el horno, apágalo y deja la tarta dentro por lo menos 4 horas. No lo abras
4.Luego guárdala en la nevera, pero sácala mínimo 1 hora antes de servir.
5.Puedes acompañarla con mermelada de tu fruta favorita, chocolate, dulce de leche…

* Las lágrimas chinas son lágrimas más especiales que las del resto de los mortales, quiere decir que algo está extraordinariamente bueno.