Lorem ipsum dolor amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus.

Baker

Follow Us:
Title Image

Blog

El germen de todo el proyecto

Trick or Treat. Pumpkin Cake

La globalización es un fenómeno palpable desde hace ya unos años, la información vuela por Internet y demás medios de comunicación, y para rematar los inmigrantes llevamos encima una maleta de tradiciones que abrimos allá donde vamos. Las costumbres de otros países se vuelven tus costumbres en un momento, pestañeas y de repente celebras vestida de bruja una fiesta que probablemente no sabes qué significa o de dónde viene. Una apropiación literal.

El próximo 31 de octubre se celebra Halloween, una fiesta de origen celta que en los tiempos de la hambruna escocesa, hacia 1870, llegó a América del Norte. En aquellos tiempos se festejaba el fin del verano y la cosecha, para dar paso al período oscuro. Según ellos en este día se abría una línea de tiempo en la que los espíritus -buenos o malos- revoloteaban a su aire. Para ahuyentar a los malignos fantasmas se pintaban las caras o utilizaban máscaras.

El año pasado Halloween me pilló en Nueva York, y la verdad fue toda una experiencia. La ciudad estaba paralizada, conseguir un taxi fue una odisea… a las ánimas había que encomendarse para que un yellow cab se apiadara de uno, porque además diluviaba. Más que un día de brujas, fue un carnaval en toda regla, en el que las momias, las calabazas y las arañas estaban acompañados de una gama variadísima de disfraces que no dan miedo precisamente: Superman, Buzz Ligthyear, una sexy enfermera, cualquier disfraz era válido para salir a hacer Trick or Treat (Truco o Trato), ir de fiesta  en fiesta o ir al Parade de la 6ta Avenida. El plan depende de la edad.

Cuando era chiquita hice varios intentos de celebrarlo, porque claro, a muchos venezolanos nos gusta imitar las costumbres del Imperio. Si bien eso de la globalización no sonaba muy fuerte aún, Hollywood ya había lanzado algunas películas sobre el tema. He de decir que mis experiencias fueron un poco frustrantes, te disfrazabas, llegabas a las casas, tocabas el timbre y la señora que te abría la puerta te miraba con cara de: “Ay mi amor no tengo nada, quieres unas galletas María?” ¿Quién quiere unas galletas María en Halloween? –No señora, quiero chucherías-. Un fracaso. Hubiera preferido que me dieran dinero, como hizo Rachel en un capitulo de Friends, cuando aMónica se le acabaron las chuches.

En mi pueblo no es que se celebre con mucho bombo, pero siempre aparece por ahí algún esqueleto caminante. Yo para celebrarlo he preparado una Pumpkin Cake, pues aún no tengo hijos y, por qué no decirlo, somos un poco sosos para disfrazarnos. Así que ahí les va la receta de este especiado, esponjoso y rico bizcocho de calabaza para unirnos a esta fiesta ahora casi universal.

Y por favor, vivan donde vivan, compren chuches por si les visitan monstruos haciendo Treak or Treat, no se aceptan galletas María a estas alturas de la película.

 

 

A continuación la receta del Pumpkin Cake

 

 

2 tazas de azúcar
1 taza de aceite de girasol
4 huevos
2 tazas de harina (todo uso)
2 cucharaditas de bicarbonato de sodio
1 cucharadita polvo royal
1 ½ cucharadita de canela en polvo
½ cucharadita de jengibre en polvo
½ cucharadita de nuez moscada
1 cucharadita de sal
2 tazas de puré de calabaza

Precalienta el horno a 180°C/ 350°F

Corta la calabaza en cuartos, colócala en una fuente refractaria y agrega un poco de agua. Ásala en el horno por 45 minutos aproximadamente. Deja que se enfríe. Posteriormente retira las semillas y la piel y en un procesador de alimentos pasa la calabaza hasta obtener un pure muy fino.

En la batidora eléctrica, con las varillas, monta los huevos hasta que blanqueen y doblen su volumen, añade el azúcar y el aceite. Paralelamente une y tamiza los ingredientes secos (harina, especias, sal, bicabonato y polvo royal), agrégalos en tres partes alternando con el puré de calabaza.

Coloca la mezcla en el molde engrasado y enharinado, uno de 20 a 22 cm irá muy bien. Yo hice mini cakes, una especie de jumbo cupcakes.

Salen 18 porciones.
Tips:

1.La mezcla de aceite, azúcar y huevos es mejor hacerla con el batidor de barillas de la batidora eléctrica, cuando añadas el harina cambia al batidor plano.
2.Si te gusta el clavo puedes añadirle una pizca. Le quedará muy bien.
3.Puedes agregar frutos secos tanto dentro de la masa, como para adornar.