Lorem ipsum dolor amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus.

Baker

Follow Us:
Contacto
+34 696 228 506
Mar - Sab: 10:00 - 17:00h / Dom: 10:00 - 13:00h

Blog

The Guernsey Literary and Potato Peel Pie Society. Ponqué Sulú.


Así se titula el libro que más me ha deleitado en los últimos tiempos. Uno de esos relatos que te acogen, en los que sientes lo que los personajes sienten, en los que aún acabada la lectura hay cosas que te lo van a seguir recordando por mucho tiempo.

No me pasa a menudo tener mono de un libro, pero a veces sucede y es francamente un placer y una tristeza. Son historias entrañables.

*La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey, de Mary Ann Shaffer & Annie Barrows, está ambientado en el año 1946 en plena posguerra. Toda la historia se desarrolla a través de correspondencia. Cartas y telegramas van hilando  y describiendo cómo fue la época de la ocupación nazi en una isla del canal de la mancha llamada Guernsey.

No les voy a contar el libro porque vale la pena leerlo y volverlo a leer, pero les hablaré de ese pastel de piel de patata y de la gastronomía que en él aparece.

Durante la guerra, la harina -ingrediente básico para la elaboración de tantos y tantos alimentos en nuestra dieta- brillaba por su ausencia, la mantequilla y el azúcar mejor no mencionarlos. En una sociedad literaria, un club de lectores ávidos de buena literatura y también de distracción en tiempos de guerra se reunían a compartir y saborear palabras, pues no había mucho más que saborear, sólo un pastel de piel de patata.  A falta de ingredientes para elaborar un  pastel como Dios manda, en su defecto limpiaban la piel de las patatas y las convertían en corteza para cubrir un pastel relleno de puré y endulzado con remolacha.

Clara Saussey fue un miembro muy breve de la sociedad literaria, pues se ganó los insultos y los desaires del resto del grupo cuando presentó su lectura, nada más y nada menos, que su libro de recetas. En tiempos de hambre y escasez, a ella le dio por leer y comentar sus sabrosas propuestas culinarias: cerdo estofado, cake de cinco capas, esferas de chocolate al ron o pasteles preparados con kilos de la desaparecida harina blanca. La echaron de la velada maldiciendo sus cacerolas. No puedo negar que a pesar de su inoportuna y masoquista lectura me sentí bastante identificada con Clara.

Por suerte, el bloqueo y miseria ya eran tan sólo un mal recuerdo para los habitantes de Guernsey. Los huertos revivieron, las gallinas ya daban sus mejores huevos y la harina, el azúcar y la mantequilla dejaron de ser una especie en extinción. Así que tartas y puddings maravillosos volvieron a la mesa de Amelia e Isola (otros miembros cocinillas de la Sociedad Literaria).

Por supuesto que no se me ocurrió hacer un pastel de piel de patata para el blog, pero sí un bizcocho que en mi país se le conoce como Ponqué Sulú o Zulú y que en vez de harina se prepara con fécula de papa. El resultado es un esponjoso bizcocho de textura inconfundible, un tanto arenosa y sabor sutil. Quizás si hubieran tenido la receta, los miembros de la sociedad hubieran podido disfrutar de un bizcocho delicioso.

 

 

A continuación la receta del Ponqué Sulú
Basada en Mi Cocina de Armando Scannone

 

 

250 gr. de fécula de patatas
2 y 1/4 de cucharadita de polvo de hornear
175 gr. de mantequilla con sal (clarificada)
5 huevos (separadas claras de yemas)
Una pizca de sal
1 y 1/4 taza de azúcar
Azúcar glas (para espolvorear)

Precalienta el horno a 180°C/350°F

Prepara un molde de Bundt o de tubo, engrasa y espolvorea con harina.

Clarifica la mantequilla derritiéndola a fuego lento y dejando que se dividan sus componentes. Deja enfriar y retira la parte sólida que queda en la parte superior. Debes utilizar sólo la parte líquida y transparente. Desecha también los sedimentos que se forman en el fondo. Deja enfriar.

Tamiza la fécula de patatas y el polvo de hornear. Reserva.

En el recipiente de la batidora eléctrica, con las varillas, bate las yemas de huevo y la sal a alta velocidad por 10 minutos; agrega el azúcar, poco a poco, y continúa batiendo por 3 minutos más. Añade en hilo la mantequilla clarificada hasta que esté completamente integrada. Posteriormente, cambia las varillas por la pala y baja la velocidad al mínimo, agrega la harina en tres partes sin batir mucho. Por último incorpora las claras montadas a punto de nieve con una espátula y muy suavemente, con movimientos envolventes.

Vierte la mezcla en el molde y hornea por 40 minutos o hasta que este dorado por encima. Recuerda hacer el truco del palillo limpio. Apaga el horno y deja la torta dentro por 15 minutos, con la puerta entreabierta. Sácala del horno, colócala sobre una rejilla 5 minutos y luego desmolda en caliente.

Espolvorea con azúcar glas.

Salen de 8-10 porciones.

Tips:

1. La fécula de patata es una harina muy fina. La encargué directamente a la dueña del mini súper mercado que tengo al lado de mi casa, un sucedáneo podría ser la maizena, pero no lo he probado.
2. Clarificar la mantequilla tiene su arte, yo siempre clarifico 250 gramos y luego peso 175 gr. de mantequilla ya clarificada. El suero y los sedimentos restan mucho peso.
3. Derrite la mantequilla sin removerla y preferiblemente en baño maría.
4. Bate lo menos posible la masa una vez hayas agregado la harina sulú o fécula de papa.
5. Acompaña este ponqué con un vaso de leche, un café espumoso o un chocolate espesito.
6. Esta receta es apta para celíacos
7. Lee el libro, seguro que lo disfrutarás tanto como yo.

COMMENTS

  • 15 marzo 2011

    Salome

    Parece delicioso! Me apetece cocinar con la fécula de patata pero ahora es tan escasa y tan cara que no me decido, quizá esta receta lo merezca…

  • 15 marzo 2011

    Silvia

    Sensacional. Me quedo embobada viendo las fotos y la receta. Genial y estupendo trabajo.

    Besos.

  • 15 marzo 2011

    Isabel

    Me ha encantado esta entrada, todo! lo que cuentas, el bollo, la receta que me llevo… 😉
    Besinos

  • 15 marzo 2011

    Flor de Canela

    Me parece muy interesante y buena la receta, no conozco ni el libro ni las escritoras pero voy a buscarlo!
    Pero cuando voy a hungría, porque mi español no suficiente leer un libro así … pero un día..je-je.
    un saludo

  • 16 marzo 2011

    Lydia

    Pinta super interesante el libro, voy a ver si lo puedo conseguir, porque me atrae mucho esta temática. El bizcocho delicioso 😉

  • 16 marzo 2011

    Carmen

    Qué historia más bonita!!! Seguro que el ponque está riquísimo

  • 16 marzo 2011

    garlutti

    La introduccion es fenomenal ..me ha gustado mucho ..nunca he añadido fecula de patata a un bizcocho ..pero viendo este ..apunto la receta y desde luego ..lo hago ..bsss MARMI

  • 16 marzo 2011

    Judith

    pues hoy toca apuntarnos la receta y el libro!!!!! besitos guapa

  • 17 marzo 2011

    bizcocho mundiales!

    Que bizcocho que se ve super suave. Nathalie(mundo bizcocho)

  • 17 marzo 2011

    silvia

    Yo también me enamoro de los pasteles que suelen salir en los libros que leo, tendré que animarme como tu a cocinarlos. Es fantástico este bizcocho!!!

  • 18 marzo 2011

    Oihana

    Pero bueno! Este post ha entrado como una flecha en mi corazón! Ese libro es uno de mis favoritos, de los que te llegan hasta lo mas profundo…Me encanta como lo has descrito, y siento la obligacion moral de hacer esta receta!
    un beso…

  • 18 marzo 2011

    fresaypimienta

    Original bizcocho con fécula de papas, tendré que probarlo!!!! a mi me pasa a menudo que estoy con un libro y no puedo soltarlo 😉 un besito

  • 21 marzo 2011

    Claudia

    Que bueno, tiene una textura increíble, la fécula de patata es my buena para la repostería. Te ha quedado fantástico.
    Un beso.
    Claudia

  • 30 marzo 2011

    POLO

    Ana, que historia mas interesante. No conocía tu blog, hasta que una seguidora tuya y mía me envió los datos de tu pagima y me comentó que ambos habiamos hecho un post del Ponqué Sulú, que casualidad. He estado leyendo tu blog y te felicito, me parece muy amena la forma en que enfocaste tu blog, primero una historia y luego la receta, cumpliendo así una doble función. Veo que eres venezolana y que por circunstacias de la vida ahora vives en Cataluña y que eres nieta del Dr. Joffre Henriquez quien fue mi otorrino en algunas oportunidades.
    Saludos
    Polo

  • 22 marzo 2012

    Ando nostalgica de mi niñez ultimamente,y lo que me consuela es un Ponque de Sulú. Buscando una receta mejor a la que hice anteriormente me he topado con este blog y ya lo he grabado en mis favoritos! También vivo en Barcelona y he encontrado la Fécula de Patata en Veritas, el super ecológico.
    ya contaré más!