Lorem ipsum dolor amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus.

Baker

Follow Us:
Contacto
+34 696 228 506
Mar - Sab: 10:00 - 17:00h / Dom: 10:00 - 13:00h

Blog

La Señora Paquita. Canelones de Plátano Caramelizado

Una señora erguida, delgada, elegante pero sencilla, siempre con su moño bien atado. Callada, pero con muchas historias que contar. Así era la Sra. Paquita, la suegra de mi mamá, o sea, la madre de Jorge, su segundo marido. Una gallega de A Coruña que cocinaba como los dioses,  quien me enseñó que en Navidad, más allá de degustar los platos típicos de la nochebuena venezolana (léase hallacas, bollitos, pan de jamón, y demás manjares criollos) la mesa se llenaría de las exquisiteces de las fiestas a la gallega, para mi, hasta entonces, insospechadas.

La señora pasaba horas en la cocina conversando con langostinos, gambas y langostas, así como con un espectacular  pavo en salsa de no recuerdo qué. Y, por supuesto, bordando una mesa a reventar de suculentos aperitivos, entre ellos unos huevitos de codorniz, mis predilectos, con los que yo me ponía ciega el día 25. Recuerdo perfectamente llegar con aquel ratón (resaca) a casa de la Sra. Paquita y devorar la mejor comida de Navidad del mundo…

Es importante mencionar que, por lo general, los venezolanos no celebramos el 25, es decir, la cena del 24 y su posterior fiesta hasta el amanecer son suficientes para dejarte noqueado. Sólo somos capaces de comer sobras de la noche anterior a la hora que decidas abrir el ojo.  En cambio, en casa de Jorge y su madre nos esperaba una mesa al más puro estilo español, con Papá Noel incluído y no Santa Claus, o el niño Jesús.

No sólo en Navidad la manos de esta viejita nos deleitaban con platos de fuegos artificiales. Hay varios de ellos que menos mal que mi mamá y Miryam (uno de mis duendes) se han encargado de aprender, como su famosa ensaladilla de patatas y atún, o sus canelones… por caridad… ¡sus canelones! Esos si que son de traca final, de cerrar los ojos en cada bocado para saborear su guiso untuoso de horas en la olla, sabroso, vestidos con esa fina pasta y abrigados en sedosa salsa bechamel… creo que si los hubiera vendido por encargo se hubiese forrado.

La Sra. Paquita hace unos días que no está más con nosotros, se fue a celebrar estas fiestas en otra dimensión. Y por eso un merecido y dulce homenaje a su estilo. Placenteros canelones de masa philo rellenos de plátano (cambur) caramelizados con un toque de canela y café para celebrar su vida!

 

 

A continuación la receta de los Canelones de Plátano

 

 

Para los Canelones (Salen 4)

2 láminas masa philo
3 Plátanos
½ taza de azúcar azúcar
1 Chorrito de agua
¼ cucharadita de canela
Unas gotas de limón
50 gr. mantequilla derretida con sal para pincelar

Precalienta el horno a 180ºC /350ºF

Corta la masa philo en 4 láminas dobles de 14 x 21cm , pincela los bordes de la masa con mantequilla derretida para hacer doble capa. Reserva con papel film encima para que la masa no se seque y se rompa.

Pela y corta un plátano en rodajas de 1cm.

Para hacer el caramelo, en una ollita , vierte el azúcar, el chorrito de agua (un dedo),  las gotas de limón y lleva a ebullición (si tienes termómetro de caramelo puedes utilizarlo. Cuando llegue a 150ºC estará listo y si no cuando alcance color dorado claro). Agrega los trozos de plátano y la canela, y deja que se caramelicen por un 4 minutos, sin dejar de remover y con mucho cuidado de no romper las rodajas.

Con cuidado de no quemarte, vuelca los plátanos caramelizados sobre las laminas de pasta philo, dejando los bordes de cada lamina sin relleno, distribuyendo de forma lineal y limpia, sin querer llenarlo todo. Haz paquetitos, enrollando primero uno de los bordes largos sobre el relleno, luego las dos puntas hacia el interior, y por último el otro extremo largo. Sella con mantequilla derretida. Coloca cada canelón en una bandeja de horno, cubierta con papel sulfurizado o silpad. pincela con mantequilla y espolvorea con café soluble.

Hornea hasta que la masa esté caramelizada y dorada. Unos 10 minutos.

 

Tips:

1. Si quieres hacerlo en versión súper rápida, no hagas el caramelo, sino que baña el plátano con el azúcar, la canela y el limón. Y rellena directamente, se caramelizará en el horno pero quedará menos cremoso.
2. Ten en cuenta que el caramelo se quema muy rápido, queremos un sabor delicado, así que es mejor dejarlo claro a no pasarnos de quemado. Además entrará en el horno para terminar de caramelizarse.
3. Si cuando estés removiendo el plátano en el caramelo, éste se quedara muy denso, agrega un poquito más de agua.
4. Puedes espolvorear la masa philo con café soluble para dar un toque más amargo y jugar con los sabores.
5. También puedes acompañar con nata montada, crema chantilly, helados o crema inglesa aromatizada…

 

Hace un año: Blog Society. Galletas de Jegibre

Hace dos años: El Fiasco. Pink Cupcakes

COMMENTS

  • 12 diciembre 2012

    leonor

    Lindo homenaje a la Sra Paquita que era un dama muy distinguida y tuvo la suerte de tener un hijo tan maravilloso como Jorge, un hermano para mi, y mas que «el segundo marido» de tu mama, como lo refieres, tambien creo que otro papa para ti. Estoy segura de que ella estara en la gloria.
    Besote

  • 12 diciembre 2012

    betty

    Querida Ana Cristina.. Y como se aseguraba de separar los huevos de codorniz para la niña! Gracias por guardar esos bellos recuerdos en tu corazon y expresarlos de esta manera tan bella! Sabes.. fui al super a buscar en estos dias… como bien dijo tu mama «algo para sobrevivir» y regrese con dos cajas de huevos de codorniz entre esas cosas.. solo los vi y los tome.. los comeremos en tu honor y el de esa bella familia que va aumentando . Dios te bendiga y Gracias siempre! Betty

  • 12 diciembre 2012

    Ileana

    Ana Cristina, que bella forma de despedir a la Sra. Paquita, me hiciste emocionar…la dibujaste en palabras tal cual…

  • 12 diciembre 2012

    carolina henriquez

    Siempre la recordaremos por su elegancia, su finura y esas dotes maravillosas para preparar exquisitos platillos gallegos!!! Nos emocionaste y nos hiciste llorar. Siempre la recordaremos y no olvidaremos esas suculentas navidades, incluidos los huevitos.

  • 13 diciembre 2012

    Un homenaje muy bonito para alguien, que se ve fue muy querido.
    Una deliciosa receta.
    Muacs

  • 13 diciembre 2012

    qué original no? apuntada / guardada queda la receta en mi archivo, gracias por compartir también la historia!!

  • 13 diciembre 2012

    Precioso post. Por la Sra. Paquita!!

  • 14 diciembre 2012

    Anny

    Qué hermoso blog Ana!
    Brindaremos en honor de la Sra Paquita, a pesar de no haber tenido el gusto de conocerla…..

  • 3 enero 2013

    Male

    Amiga q bello este blog. Como siempre, te botaste!!!
    Q bella manera de despedir a la sra paquita.
    Tqm y te felicito.