Lorem ipsum dolor amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus.

Baker

Follow Us:
Contacto
+34 696 228 506
Mar - Sab: 10:00 - 17:00h / Dom: 10:00 - 13:00h

Blog

La Nevera. Cupcakes de Pink Lemonade

Hay muchos tipos de nevera: las llenas de piso a techo que pertenecen a una familia numerosa o a un cocinillas empedernido, las vacías que de casualidad tienen luz y agua, las que contienen sólo cervezas porque son de un hombre (o por qué no, de una mujer) que no tiene tiempo, o no le gusta cocinar y siempre come fuera de casa… La de la abuela, que está hasta los teque-teques de frutas, verduras y platos preparados esperando que cada hijo venga a buscar su tupperware. Las de los mini pisos, donde apenas caben cuatro cosas. Y la de Titi, la nevera en la que siempre había limonada.

Titi es la mamá de Male, de mis amigas -casi hermana- más queridas. Una mujer que se ha desvivido siempre por su casa, tanto la de Caracas como la de la playa, y en las que nunca falta detalle, flor, florero, vela, vajilla a juego con el mantel, servilleta, adorno. Está en cada mínimo pormenor para complacer a su familia e invitados. De gusto exquisito y hospitalidad incondicional.

Una de sus costumbres más habituales era ofrecerte limonada.  Apenas cruzabas el umbral de la puerta, te decía:

– “Hola Mocha (entiéndase yo), ¿quieres limonada?”

– “No Titi, gracias”

– “¡Como que no chica! ya te pongo un vaso”

– “Que no Titi, de verdad no me provoca”

– “Pero si hace un calorón… aquí te la dejo. Tómatela”

Y ahí te quedabas con tu vaso de limonada recién hecha, que por supuesto te acababas tomando plácida.

Siempre me había preguntado cuántos kilos de limones se compraban en su casa, bueno de limones y de todo, porque en una familia de cuatro hijos, con sus amigos respectivos que se presentaban sin aviso, y en la que invariablemente había un rico plato para quien apareciera… la compra tenía que ser monumental y la nevera un almacén. Aquello de “en donde comen dos, comen tres”, pues aquí era donde comen seis comen quince.

Fue en casa de Titi, léase Male, donde descubrí la importancia de la nevera. El significado de sentirte en tu casa aunque no fuese la tuya. Abría la nevera sin recato. Tanta verdad hay en eso de que “tus verdaderos amigos son aquellos en los que llegas a su casa y abres la nevera”.

Hace poco estuve en Madrid con Male, Titi y el resto de la familia. Pasamos unos días divinos, pero faltó la limonada. Así que hoy se la brindo yo en formato cupcake, igual de refrescante y de color rosa. Gracias por tantos años de limonada en la nevera.

Con esta receta participo en el reto de Agosto del blog Memòries d’una Cuinera.

 

 

A continuación la receta de los Pink Lemonade Cupcakes
Basada en la receta de Sweet Cheeks

 

1 taza de harina todo uso
½ cucharadita de polvo royal
¼ cucharadita de bicarbonato de sodio
1 pizca de sal
½ taza de azúcar
¼ taza de aceite vegetal
2 claras de huevo
½ taza de concentrado de limonada (a continuación)
2 cucharadas de zumo de arándanos rojos (cranberry)
¼ taza de buttermilk
2 gotas de colorante rosa pálido(opcional)

 

Precalienta el horno a 180ºC/ 350ºF
Prepara una bandeja para cupcakes con sus cápsulas.

Tamiza la harina, el polvo royal, el bicarbonato y la sal. Reserva.

En la batidora eléctrica bate las claras a punto de nieve ligero (que no se sequen). Añade el azúcar poco a poco, y el aceite en forma de hilo. Agrega el concentrado de limonada, el zumo de grosellas y el colorante (si lo deseas). Por último, la harina y el buttermilk alternado en tres partes (siempre empezando y acabando con la harina).

Vierte la masa en las cápsulas para magdalenas llenándolas hasta ¾ de su capacidad. Hornea por 20 minutos o hasta que toques la parte superior y ésta vuelva. Deja enfriar sobre una rejilla.

Salen 9-12 cupcakes

 

Para el Frosting

125 gr. de azúcar glas
125 gr. de mantequilla (temperatura ambiente)
1 pizca de sal
2 cucharadas de concentrado de limonada
Unas gotas de zumo de limón
1 gota de colorante rosa pálido
Bate el azúcar, la mantequilla y la sal hasta obtener una mezcla esponjosa y muy clara, agrega las gotas zumo y el concentrado. Dale color con el colorante alimentario.

 

Para La Pink Lemonade (concentrado)

3 limones grandes
Cáscara de un limón
350 gr. de azúcar
½ cucharadita de cremor tártaro
500 ml. de agua
3 cucharadas de zumo de arándanos rojos

Coloca en un recipiente la cáscara de limón, el zumo de los limones exprimidos, el azúcar y el cremor tártaro. Paralelamente, lleva el agua a punto de ebullición, cuando lo alcance viértela sobre la mezcla de azúcar y limón, remueve hasta que el azúcar se haya diluido. Deja enfriar. Conserva en la nevera.

Para tomarlo como limonada agrega agua o agua con gas poco a poco hasta alcanzar la intensidad que te guste.

 

Tips:

1. El concentrado de limón suele llevar ácido cítrico pero yo no tenía, así que puse más limón.
2. El zumo de arándanos del concentrado puede ser natural o de bote. Yo usé natural.
3. Deja enfriar completamente los cupcakes antes de colocar el frosting.
4. Como no soy muy amiga de las inmensas cantidades de frosting hice media receta y solo le pongo un suspirito para que se vea más mono (aunque admito está delicioso).
5. Decora con elementos de verano, banderitas, piragüitas…

Nota: Guille dice que el frosting es fundamental en esta receta.

COMMENTS

  • 23 agosto 2011

    Preciosa entrada, preciosa historia y preciosos cupcakes!!! me encanta la receta, gracias por compartirlo todo!

  • 23 agosto 2011

    Pero qué historia tan deliciosa acompañado a estos ricos cupcakes. a mí me gustaría ser como esa señora tan elegante que siempre tiene limonada en la nevera para ofrecer a sus invitados. A nadie le puede disgustar este delicioso obsequio…

  • 23 agosto 2011

    Qué de experiencias leemos que aunque no sean nuestras nos suenan muy familiares.
    Unas cupcakes preciosas, que bonita presentación.
    Te deseo muchísima suerte porque en las fotos aparecen preciosas y muy apetecibles.

    Saludos!
    GustoCocina – María G.

  • 23 agosto 2011

    Una forma hermosa de conservar los recuerdos…los sabores, me ha encantado!!!

    Mil besos.

  • 23 agosto 2011

    Una forma hermosa de conservar los recuerdos…los sabores, me ha encantado!!!

    Mil besos.

  • 23 agosto 2011

    Una historia preciosa y entrañable!! Una deliciosa manera de recordar aquellos momentos con unos ricos y refrescantes cupcakes!
    Un beso!

  • 23 agosto 2011

    Qué recuerdos más bonitos, me encanta cuando saboreas algo o te viene un olor que te transporta directamente a tantos años atrás 🙂
    Y una receta de cupcakes estupenda.
    Besos

  • 23 agosto 2011

    toma ja!!! això si que és una gran versió de la llimonada!!! m'encanta el color pink que tenen!!!! ;P moltíssimes gràcies bonica per participar!!! petonets

  • 23 agosto 2011

    Por sus neveras les conoceréis, no?
    Los cupcakes maravillosos y de un colorido tentador.
    Un beso.

  • 23 agosto 2011

    Me encantan tus historias! la mayoría de las veces me tele-transporta a la época en que viva en caracas y comía en casa de mi abue paterna.

    Y ni hablar de los cupcakes, son una monada y me imagino que de sabor inigualable.

    Besos

    Carla

  • 24 agosto 2011

    Queda una presentación muy bonita, igual que la historia, llena de ternura.
    Besos.

  • 24 agosto 2011

    Evy

    Es muy original!! Y la presentación más!

  • 24 agosto 2011

    Que introducción tan linda para una receta igual de dulce, me encanta el sabor del limón y si es pink ya me pierde la curiosidad de probarlo.
    Un besote

  • 24 agosto 2011

    Mi nevera en estos momentos es claramente una nevera post – vacaional VACÍA, me recuerda a la de Carpanta pero sin tela de araña.

    Muy buena historia y receta, a ver si me atrevo a hacer cupcakes.

    Besos!

  • 24 agosto 2011

    PReciosa presentación al igual que la historia.
    Besos

  • 24 agosto 2011

    q buenas q estan! me encanta el color, super delicadas!

  • 25 agosto 2011

    Mi nevera pasa puede pasar por unas cuántas fases de esas que has comentado, como si me fuera transformando de persona, jejeje. Me encanta la nevera de titi!! muy ricos esos cupcakes 😉
    Besos

  • 25 agosto 2011

    Qué linda historia! Yo he tenido amigas también en donde podía abrir la nevera como en mi casa. Es muy bonita esa sensación. Esos cupcakes deben estar tan deliciosos…mmm…
    Un besito.

  • 26 agosto 2011

    Cómo disfruto con tus entradas y la puesta en escena de hoy es preciosa, qué rosa tan precioso.Besos.

  • 26 agosto 2011

    Cómo disfruto con tus entradas y la puesta en escena de hoy es preciosa, qué rosa tan precioso.Besos.

  • 26 agosto 2011

    ¡Qué pasada las cupcakes! Son tan bonitas como la historia que hay detrás.
    Besitos

  • 28 agosto 2011

    L&C

    ¡Qué original propuesta y qué bonita presentación! el texto, una delicia también! ¡brindamos por las neveras llenas de comida!

    Besitos!

  • 29 agosto 2011

    Que bonitos! Me encanta!

  • 29 agosto 2011

    Preciosa entrada de juventud!!!!..que gusto volver a verte guapa!!!
    y con esta limonada- cupcake tan especial los de Memories tienen que estar muy contentos contigo!!:)
    tienes muy buen gusto linda!!!!
    mil besitos!!!!!!

  • 29 agosto 2011

    Un post excepcional y una limonada de lo más deliciosa.

    Un besito

  • 29 agosto 2011

    Que bonitos recuerdos y como me identifico de igal manera.
    Creo que con tu permiso, me quedo por aqui, dando una vueltecita y me hago seguidora de tu blog.
    BESOS

  • 29 agosto 2011

    Qué propuesta más original y la has presentado de forma muy divertida. Seguro que estaban deliciosos. Yo tampoco soy mucho de frostings, así que me quedo con tu versión con poca cantidad.

    Qué gracia lo de Titi. A mi me pcasa con mi abuela con la Coca Cola. Ella no toma ni le gusta pero vio que era algo que gustaba a lso jóvenes y te la hace tomar sí o sí!!

    Muchos besitos! !:)

  • 30 agosto 2011

    qué cosas tan ricas has hecho este mes. No sé por donde empezar, ésta muy original, las tres leches quitan las penas y los rollos de moras me han parecido deliciosos. Un lujoso y dulce mes lleno de ricas recetas.
    Besos

  • 30 agosto 2011

    Me gusta todo. Los cupcakes, la limonada, la presentación, el color… me lo llevo todo.

    Besos.

  • 1 septiembre 2011

    Quin nivell de llimonada!!!!!!!!!!!
    Tens raó amb això de la nevera, a mi em fa cosa obrir i si ho faig és perquè tinc molta confiança.
    Petonets i moltíssimes gràcies per participar al memòries.