Lorem ipsum dolor amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus.

Baker

Follow Us:
Contacto
+34 696 228 506
Mar - Sab: 10:00 - 17:00h / Dom: 10:00 - 13:00h

Blog

Gran Hermano en Montnegre i Corredor. Rulos Rústicos de Moras

 

Este verano nuestras vacaciones pintaban escasas,  un proyecto entre manos y el trabajo que conlleva nos obligaba a saltarnos, por este año, la escapada habitual. No obstante, mi suegra y mi cuñada Keni, nos invitaron a pasar una semana en una casa rural en el parque natural de Montnegre i Corredor.  Una semana que en un principio parecía eterna, pensábamos que al tercer día nos treparíamos por las paredes del aburrimiento y que nos tiraríamos los trastos a la cabeza, razón por la cual cada quien fue en su coche, no fuera que tuviéramos que escapar.

Los preparativos del viaje fueron muy divertidos, la lista de la compra para seis adultos, un bebé e invitados eventuales hacía que nos descojonáramos de la risa. Al final cada uno, con sus manías y caprichos, llenó el carrito del mercado sin escrúpulos. Apodé la semana estival como “gran hermano” de verano, ya que los tres hermanos con sus respectivos perros, parejas y bebés seríamos vigilados por el gran ojo de la suegra.

El paseo comenzó el sábado 30 de julio, salimos a eso de las cuatro de la tarde en compañía de una tromba de agua monumental, de aquellas que hacen que te mueras de miedo. Pasada la tormenta, llegamos a la seductora calma de las montañas cercanas – pues no estábamos a más de una hora de Vilassar de mar , incluso, había cachondeo con que si se nos olvidaba algo ya vendríamos a buscarlo-.  Enorme casa de muros de piedra, alérgica humedad, puertas y ventanas azul cobalto, vistas interminables, una charca, perdón, una piscina para refrescarse, y una parrilla estelar.

A la mañana siguiente se produjo la primera nominación, a mi cuñada Isa no se le ocurrió mejor idea que ducharse y secarse el pelo (con el secador a toda mecha) a las 8:00 am. Entre sueños emití la sentencia: ¡nominada!  ¿Cómo es que alguien a las ocho de un domingo está duchándose? ¿A dónde iba? ¿Quién le esperaba acicalada en mitad de la naturaleza? El segundo nominado fue Fino, un elegante galgo que adoptó Keni, y que ahora considera su hijo. El can es muy simpático y algo miedoso, pero a la hora de comer se le quitan todos los complejos e introduce sus “morritos” en la mesa a ver si tiene la suerte de pillar algo. Nominado. Seguramente, yo fui la tercera nominada, con mis sifrinerías y mi poca contribución a la hora de encender el fuego de las barbacoas… pero nadie me lo dijo. Oficialmente no fui nominada.

Para ser justos tengo que decir que la semana a Guille y a mí se nos hizo corta, la desconexión de la vida real, el contacto con la naturaleza, las largas y saludables excursiones por senderos bucólicos nos enamoraron del entorno y de la paz que allí se respira. Mis zapatos y palo de trekking iban solos y plácidos –a instantes con la lengua afuera- por las rutas a descubrir.

Además, comimos de maravilla, cada día un menú que superaba el del día anterior siempre protagonizado por algo hecho en el asador, aroma de leña, a veces calor sofocante, pero con resultados memorables: Doradas, langostinos, solomillo,  butifarra, churrasco y pollo abrasados por los troncos… entre ensaladas, patatas, pa amb tomàquet.  Desayunos con vistas perfectas. Cenas, supuestamente ligeras, sobre un campestre mantel de cuadritos rojos.

Los caminos cercanos a la casa estaban invadidos de zarzas repletas de moras maduras esperando que alguien las aprovechase y se deleitara con su jugosidad y sabor. Cesta y tijeras en mano fuimos en busca de las más maduritas, para así poder hacer estas estupendas y rústicas galletas enrolladas entre moras convertidas en mermelada. Galletas que celebraron el fin de las nominaciones, ningún expulsado, y la estupenda semana que pasamos juntos.

Con esta receta participo en el I concurso de recetas de Cocinando en un rincón del mundo

 


 

 

A continuación la receta de los Rulos Rústicos de Mora

 

 

250 gr. de mantequilla (temperatura ambiente)
3/4 taza de azúcar
1 yema de huevo
2 1/4 tazas de harina (tamizada)
Ralladura de medio limón
200 gr. de mermelada de moras
20 gr. de moras frescas sin hueso

Aclaratoria: Esta receta la hice fuera de mi cocina, con los utensilios que conseguí en la casa rural, así que en vez de batidora usé una túrmix, en vez de un rodillo, una botella de vino… en casino online/a> vez de papel de horno, papel de plata… y así les explicaré la receta.

En un recipiente coloca la mantequilla y el azúcar, pásalo con la túrmix o batidora de mano hasta que blanquee y se esponje un poco. Añade la ralladura de limón. Agrega la yema de huevo y pasa un poco más. Con un cucharón de madera incorpora la harina hasta conseguir una masa. Deja reposar 30 minutos en la nevera.

Entre dos papeles de horno o film (use el envoltorio del papel cocina) estira la masa, con la ayuda de una botella de vino, hasta que tenga 1 cm de grosor y conseguir un rectángulo de 30 x 25 cm aproximadamente. Corta los bordes del rectángulo para que queden parejos. Entonces, esparce la mermelada de moras por toda la plancha de masa y acto seguido coloca una moras frescas de forma arbitraria. Posteriormente, con la ayuda del papel sobre el que estiraste la masa, ayúdate a enrollarla sobre si misma hasta conseguir un cilindro. Deja reposar 1 hora en la nevera.

Precalienta el horno a 180ºC/350ºF

Saca el rulo de la nevera y ve cortando galletas de medio cm. de grosor. Coloca sobre una bandeja de horno previamente cubierta con papel de plata engrasado con mantequilla. Hornea por 15 minutos o hasta que alcancen un leve dorado.


Mermelada Casera

200 gr. de moras deshuesadas
100 gr. de azúcar
1 cucharadita de pectina (o un trozo de manzana)

Coloca las moras en una ollita con el azúcar y deja cocer a fuego medio-alto por unos 20 minutos removiendo constantemente. Añade la cucharadita de pectina, o corta un trozo de manzana para que suelte la pectina que tiene dentro. Sigue removiendo hasta que esté la fruta esté desecha y obtengas un resultado espeso y brillante. Deja enfriar.

 

Tips:

1. Está claro que si tienes una batidora, mejor bate la mantequilla con el azúcar en ella.
2. La botella de vino fue una maravilla, es recta y pude estirar la masa muy bien. Si no tienes rodillo en casa ya lo sabes.
3. El papel de plata o aluminio no es tan útil, la mermelada que se sale de la galleta durante la cocción hace que se pegue un poco. Eché mucho de menos el papel de horno o un buen sil-pad.
4. Las moras fueron recogidas por nosotros, si tienen la oportunidad de hacerlo es una delicia.
5. Pueden utilizar mermeladas ya elaboradas… hay buenas marcas en el mercado.

 

COMMENTS

  • 9 agosto 2011

    Como me he reído con tu entrada jaja y que buena pinta tienen todas las fotos!!! El paisaje preciosa, esas mesas puestas con todo detalle y esa mermelada de mora rellenando bizcochooossss mmmmmm!!! Me alegra que hayas desconectado un poco y disfrutado finalmente de la estancia!!

  • 9 agosto 2011

    Keni

    Con aportación de todos, ha sido una semana "guapísima". Se nos ha ido volando y he conseguido que mi querida cuñada "supersifrina" (pija en venezolano) se calze unos zapatos de trecking y un palo de caminante y se lance al monte cual senderista profesional. Todos teníamos una misión que cumplir en esa casa y, Ana que decía que ella no iba a cocinar, nos deleitó a todos con sus bizcochos y galletas para desayunar. Hemos estado como los ricos pero mejor que ellos porque con poquito nos conformamos.
    Espero podamos repetirlo año tras año!

  • 9 agosto 2011

    Qué buena semana habéis pasado, buena compañía, buenos paisajes y excelentes comidas.
    Me gusta la mermelada de moras y estos enrolladitos han de estar divinos.
    Suerte en el concurso.
    Besos.

  • 9 agosto 2011

    Bueno, bueno yo no sé que me ha gustado más si el rulo de moras, las historia, ver el paisaje, creo que ha sido todo! me has encandilado, leyéndote embobada e imaginándome ahí, yo misma, sentada, disfrutando de esos preciosos días… Una gozada!

    Mucha suerte en el concurso, y gracias por tu aportación!

  • 9 agosto 2011

    Toda una aventura…No todo el mundo está dispuesto a pasar una semana con suegra y cuñados/as, uf!!!!

    Los rollitos estupendos y si son con moras silvestres, un lujo.
    Besos.

  • 9 agosto 2011

    ¿Dónde hay que apuntarse para el casting de ese "gran hermano".? Yo me apunto ahora mismo. Qué deliciosos los rollitos de mora, me han encantado.

  • 9 agosto 2011

    A mi me chifla el campo me encanta la soledad y la naturaleza. Es otro mundo, para mi perfecto para soñar, descansar y recargar las pilas.
    Claro la compañía es también muy importante (je-je).
    Los rollotis me encantan y la mesa llena de comida también.
    Mucha suerte en el concurso.
    besos

  • 10 agosto 2011

    jajajaja, me encanta la receta pero mucho mucho mucho más la historia, me he reído un montón.
    besazos guapa, y a seguir disfrutando del veranito.

  • 10 agosto 2011

    Buena receta y buena semana! Dan ganas de irse para alla y disfrutar de ese remanso de paz que da la naturaleza, aunque siempre haya alguien que ponga la "guinda" al pastel.

  • 10 agosto 2011

    Has tenido un estupendo panorama, que lindas fotos y los enrulados super originales.
    Besos!!

  • 10 agosto 2011

    Te han quedado unas espirales de lo más aparentes y sugerentes.
    Me encantan las moras, son mi perdición; así que esta receta anotada para degustarla YA.

    Besos.

  • 10 agosto 2011

    jajaja! Qué buena esa historia! Me recuerda a mi última escapada con amigos a una casa rural, jajaja, es que ahí también había más de un nominado. Me encantó el paisaje y la receta muy rica y fácil. Espero que hayas repuesto energías!
    Un besito.

  • 10 agosto 2011

    Woooow, que rico!!! Y qué bonito todo!!!

  • 10 agosto 2011

    Me ha gustado mucho tu entrada, no podia dejar de leer, que escapada tan buena, el campo, la comidita y la suete de coger moras que lujo. Me ha encantada el postre, besicos.

  • 11 agosto 2011

    Veo que al final no fue tan mal la cosa y te lo pasaste bien y sobre todo desconectaste. Me alegro.
    Me ha encatnado este rulo, una delicia y si además hiciste la recolección y todo, quedaría aún más rico si cabe.

    Un besazo,

  • 11 agosto 2011

    Me ha encantado el relato de tu Gran Hermano rural, la receta y sobre todo lo bien que te has arreglado con medios de fortuna. Preciosas galletas y preciosas vacaciones, qué envidia. Un placer volver por aquí después de un tiempo perdida, me pondré al día de lo que me he perdido. Un beso grande Ana.

  • 12 agosto 2011

    Me encanta lo del gran hermano jaja. Al final lo pasasteis muy bien seguro! Delicioso este dulce, con lo que me gustan las moras!

  • 12 agosto 2011

    Parece que te lo has pasado genial y lo de nominar a tu cuñada, es normal, que eran vacaciones!!!!
    Te ha quedado un receta genial, tiene muy buena pinta y las fotitos también. Desde ahora soy seguidora tuya. Saludos.

    María G.
    http://gustococina.blogspot.com/

  • 12 agosto 2011

    Me encantan las mesas con manteles vichy y cargaditas de platos…encima en este sitio tan bonito, más me gusta, y la aventura "Gran hermano" es muy divertida, saludos.

  • 12 agosto 2011

    qué envidia todo, las vacaciones, la casa rural, las moras!!!

    una escapada con postre perfecto 😉

  • 13 agosto 2011

    Hola, que receta tan rica, que semana tan divertida y el relato de lo mejor, vengo del grupo cocinillas en acción de facebook, me ha encantado tu blog y acabo de hacerme seguidora.

    Aprovecho para invitarte al concurso que he organizado: 1er Concurso de recetas El pucherete de Mari: Un Recuerdo, una Receta
    Espero que te animes a participar, tienes hasta el 30 de septiembre.
    Un beso y feliz verano

  • 13 agosto 2011

    Pues para mi una semana de lujo!!! y todas unas señoras vacaciones….desconectar del mundo? eso son una vacaciones!!! que receta mas rica!! besos

  • 16 agosto 2011

    Tengo que hacerlas, tienen una pinta estupenda y tengo en la nevera una mermelada de arándanos que seguro le va de muerte.

    ¿Te funcionó el invento de internet usando el móvil como módem?

    Besos,