Lorem ipsum dolor amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus.

Baker

Follow Us:
Contacto
+34 696 228 506
Mar - Sab: 10:00 - 17:00h / Dom: 10:00 - 13:00h

Blog

El Bloqueo. Mostachón de Avellanas

 


08:00h. Pensaba que no me pasaría. Estoy bloqueada. Como diría una de las artistas con las que trabajo, estoy tapiada, y no es precisamente porque este Mostachón de Avellanas no tenga una historia, que la tiene, pero no se por dónde comenzar a escribirla. ¿Será que tengo sequía verbal? Noooooo…

11:00h. Nuevo intento. Pienso en Diana, una amiga desde la infancia. Pienso en su mamá, es decir en Diana Mamá -no es que su apellido sea Mamá, es que por una extraña razón las amigas del colegio le decimos “Diana Mamá”. Sería porque se llamaban igual y teníamos que diferenciarlas-. El caso es que esta explosiva receta es suya y tuvo la amabilidad de prestármela. Pasé como un año detrás de ella y al fin llegó a mis manos en Diciembre de 2010.

14:00h. Retomo la escritura, le comento a Guille, que por cierto cumple años hoy, que no se cómo abordar la historia, que no tengo ganas de repetirme con mi infancia en dos entradas tan seguidas. Y él me contesta: “Pues habla de la burocracia, del papeleo, de las subvenciones” (de las que vivimos en el mundo del arte y la cultura, y que este año recortan por todas partes. Patético) Tampoco me provoca, le digo. “Pues nada, escribirás algo obligada y te quedará aburrido”. Lo mato.

17:00h. Sigo embotada, y encima tengo tortícolis. Guille sopla las velas en el Mostachón ya cortado, pues lo hice para el domingo que celebramos su cumple por adelantado.  Veo una foto de Federica, la bebé recién nacida de mi amiga Bea. Nació ayer… qué bella es.

19:00h. Es el momento de publicar y me empiezo a reír sola. Recuerdo el trío maravilla, es decir, Diana (mi amiga antes mencionada) Tina y yo, en un viaje a Nueva York y Boston, al que fuimos con mi mamá y abuela.  Un viaje planeado por una agente que en su vida había puesto un pie en la gran manzana y que se le ocurrió mandarnos a unos hoteles del horror, alquilarnos una supuesta limusina para ir del aeropuerto al hotel, que resultó ser una carcacha vieja con botellas de champaña vacías que se descorchaban solas durante el trayecto y, cómo no, con pinito ambientador en el retrovisor. Un lujo asiático.

Yo, que tengo un moño que se tuerce con facilidad, sumado a la edad adolescente, me sentí indignada con la estafa de la limusina (y eso que aún no habíamos llegado a la taguara* de hotel). Entonces mi mamá y abuela me dijeron, cuando estábamos atravesando el Brooklyn Bridge:  “Mira el puente, qué maravilla” y yo les contesté: “Ay mamá, es puro alambre”. Era para matarme. Pero la anécdota perdura en el tiempo y hasta el sol de hoy, Tina, que ahora vive en NY, me llama Puro Alambre.

20:00h. Me doy cuenta de que este postre es tan pero tan goloso y pecaminoso que no necesita preámbulos. Es una tarta por la que deliro desde que la probé por primera vez. Eso sí, empalaga, te comes un trocito ahorita, y otro más tardecita. Así vas sucumbiendo a la tentación del calórico mostachón con sus millones de avellanas, envueltas en un merengue que forma unas capas casi crujientes, rellenas y bañadas de chocolate.  Ya sólo les puedo decir que:

 

 

A continuación la receta del Mostachón de Avellanas
Basada en la receta de Diana Mamá

 
 

6 claras de huevo
150 gr. de azúcar
250 gr. de avellanas tostadas y molidas
Una pizca de sal

 

Precalienta el horno a 160ºC/325ºF. Forra con papel de horno 4 moldes de 15 cm.

Bate las claras a punto de nieve, incorpora el azúcar poco a poco y luego las avellanas. Hornea hasta que doren y levanten como un merengue. 25 minutos aproximadamente.

 

Para la Crema de Chocolate

200 gr. de chocolate 70% cacao
500 gr. de leche condensada
60 gr. de mantequilla

Derrite el chocolate en baño maría, luego incorpora la leche condensada y cocina hasta obtener una crema espesa. Agrega la mantequilla para que quede brillante.  Deja enfriar. Una vez frío, rellena cada capa y cubre todo el mostachón.

 

Tips:

1. La receta original es el doble de cantidad para todo, pero como éramos pocos hice media receta, y ya les digo que parece pequeña pero es una bomba.
2. La cantidad de azúcar en el merengue originalmente es mayor, unos 250 gr., pero para hacerla menos dulce puse la mitad más un poco, tal cual me recomendó Diana.
3. Si no tienes 4 moldes del mismo tamaño puedes dubujar círculos en un silpad o papel de horno del mismo diámetro más o menos.
4. Dejé los bordes al descubierto por elección, pero serví chocolate extra en la mesa.
5. Tina, ya te puedes poner a hacer la receta.
6. A Diana y a Diana Mamá, mil gracias por la receta.
*Taguara, negocio con mala reputación.

COMMENTS

  • 5 abril 2011

    Las Delicias de La Pungui

    ¡Pues te ha quedado impresionante! ¡no me extraña que estuvieras detrás de la receta tanto tiempo!
    Me encantan tus historias, y para nada aburres. Cada vez que te leo me alegro más de seguirte!
    Un besote!
    Sonia

  • 5 abril 2011

    Coses de Llàbiro

    Què bona, i jo que no sé mai que fer amb les clares!

  • 5 abril 2011

    Butch Pilafssy and Calamity Alex from our house to yours

    quina pinta aquest mostachón!
    (i que rara aquesta frase que acabo d'escriure 😉 )

  • 5 abril 2011

    Judith

    jajajajja, quina gràcia! ets un crack explicant les teves hstòries… el postre espectacular! com sempre. Petonets bonica

  • 5 abril 2011

    Rosaleda (Maria Begoña)

    Ay el bloqueo….. cuantas veces nos ha pasado??
    Pero tienes razón un mostachon, como tu dices, como este no necesita preambulos alguno.
    Cuanto tiempo dices que has estado detrás de la receta….. que suerte tengo.

    Besos

  • 5 abril 2011

    Isabel

    Es cierto que los mostachones son tipo a los macarons?
    Es que no me animo con los últimos, los veo tan complicados…
    Tiene una pinta increíble.

  • 5 abril 2011

    Sweet 180°

    @Sonia, que bueno que no te aburra, me quitas un peso de encima… jajaja gracias por seguirme.

    @Coses de llàribo, ara ja saps, 😀

    @Butch…, jajaja esperfecta tu frase.

    @Jidith, Moltes gràcies com sempre. Petons

    @Rosaleda, pues te ha caído la receta rapidito jajajaja, que suerte tienes.

    @Isabel, en este caso la complejidad de la receta no se compara con los macarons, éstos son mucho más caprichosos, sobre todo para lograr que crezcan uniformes, pero son de la misma familia. Anímate. Besotes

  • 5 abril 2011

    Carmen

    qué bien escribes!! me quedo con la receta, es deliciosa!

  • 6 abril 2011

    Tina

    Esta receta siempre va a ser EMBLEMATICA como todas las que has publicado. Esta en particular tiene muchas capas asi como historias que se juntan. Que placer es leer cada una de estas historias y saber que estos sabores pueden rememorar tantas cosas. Love u PURO ALAMBRE!

  • 6 abril 2011

    POLO

    Ana, ante todo felicitaciones al cumpleañero. Te felicito a ti tambien, por la excelente y exquisita receta, y además por compartirla.
    Saludos
    Polo

  • 6 abril 2011

    laurilla fondant

    el postre estupendo, y la historia también.
    seguro que ya has superado el bloqueo, jeje.
    besos!!!

  • 6 abril 2011

    Aprendiz de repostera

    UMMMM Mostachones! Mostachones! La receta de un mostachón no necesita presentación. En mi casa siempre se ha dicho "Es más bueno que un mostachón de Utrera" cuando se quiere felicitar a alguien-o algo.
    Deliciosos

  • 6 abril 2011

    Flor de Canela

    Rico, rico, rico!!! Un pastel genial!!
    bss

  • 6 abril 2011

    *Eva*

    jeje m he reido mucho con tu post!

  • 6 abril 2011

    jeje m he reido mucho con tu post!

  • 6 abril 2011

    luisa

    se ve genial y me he reido ocn tu entrada. Bss.

  • 6 abril 2011

    Alba

    Què bo el post, m'ha agradat molt pe`ro inevitablement per mi el pont de Brooklyn serà Puro Alambre (a tu no et diré així, tranquila!:P).

    La recepta espectacular!

    Molts petonets!

  • 6 abril 2011

    Chez Silvia

    Filla per estar bloquejada t´ha sortit un post molt maco i divertit, jo voldría tenir dies de bloqueix com els teus!!!No mejo mostachones desde fa anys!!!!mel´s enviaven de Utrera eren boníssims, ara ja no tinc excusa per a fer-los!!!:))

  • 6 abril 2011

    Mayte✿

    Me voy a volver adicta a tu cocina…me encantan los postres que pasan de mano en mano a través de la familia 😀

    Estos mostachones están divinos, tengo que volver a hacerlos y con tu receta ya no tengo pretexto!

    Un besiño.

  • 6 abril 2011

    Me voy a volver adicta a tu cocina…me encantan los postres que pasan de mano en mano a través de la familia 😀

    Estos mostachones están divinos, tengo que volver a hacerlos y con tu receta ya no tengo pretexto!

    Un besiño.

  • 6 abril 2011

    Ceci

    Que bonito tu blog, ya me tienes como una seguidora más… Ah y tu receta tiene muy buena pinta, ya lo prepararé y veré si me queda tan rico como el tuyo… besos.

  • 8 abril 2011

    ilona

    ostras tiene una pintaaa!! Me la apunto

  • 17 abril 2011

    Anonymous

    Que delicia de Historia y de receta, la verdad que cada vez que paso por aqui,es un placer leerte y pensar en tus recetas, Felicidades al Cumpleañero pero con retraso!! Un beso Guapa!
    MAR del ForoCCEA

  • 30 junio 2011

    Anonymous

    que maravilla te encontre,la pruebo este fin ,te cuento,pues el tema de los merengues no es facil,antes he probado y me quedan chicluus,,,jajaja cocino para la vente y tengo ese encargo!!!!

    • 22 noviembre 2011

      Mafe beiner medina, "Maffogon"

      Que maravilla! a mi me pasó lo mismo que a ti cuando probé el mostachón de avellanas, hice varios intentos empiricamente, y no quedaron mal, pero ahora disfrutaré el morboso placer de devorarme un mostachón, como tu dices, mordisco a mordisco, por tu manera de hablar, suenas muy venezolana, y no lo podría creer si la Diana a quien te refieres sea Diana Lafee, porque entonces nos referimos al mismo mostachón! un abrazo