Lorem ipsum dolor amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus.

Baker

Follow Us:
Contacto
+34 696 228 506
Mar - Sab: 10:00 - 17:00h / Dom: 10:00 - 13:00h

Blog

De Harinas y Perros. Roscón de Galletas Vitraux

Bogotá se encuentra a 2.600 metros de altura sobre el nivel del mar. Apenas aterrizas en la ciudad ya te advierten que es posible tener “soroche”, es decir, mal de altura. Notar una sensación de somnolencia, mareo, falta de oxígeno o dolor de cabeza puede ser normal si nuestro cuerpo tarda en aclimatarse y adaptarse a la altitud.

Para combatir el famoso soroche te recomiendan ingerir todo tipo de productos derivados de la hoja de Coca: Té, galletas, chocolates… ya que al parecer tienen una efecto energético inmediato. De hecho, un guía del Museo del Oro decía a unos americanos que la coca era el Red Bull de la época pre-hispánica.

Estando en Usaquén, zona colonial dentro de la ciudad, paseando entre puestos, tarantines de artesanías y productos de la tierra nos encontramos una tiendita de productos de Coca. Nos llamó la atención ver la cantidad de cosas que se hacen con la célebre y no muy bien vista hoja. Víctimas de la curiosidad compramos una harina y unas galletas a pesar de no padecer el mal de la montaña.

Ilusa de mí, pensaba hacer mi versión home made de las galletas -que ya se veían  bastante artesanales- con la harina que acababa de adquirir, pero la vendedora me advirtió que sólo se utilizaba una mini cucharadita por preparación. No es harina común. Y yo planeando que le iba a poner taza y media a la receta. Menudo colocón habríamos cogido.

Entre que nos fuimos a  pueblear por Boyacá y mi pereza absoluta de acercarme a un horno durante los días de vacaciones, la harina y las galletas permanecieron intactas en su bolsita.

Llegó la hora de hacer las maletas y decidimos meter el paquete de harina en una de ellas, porque total, al ser un producto típico no habría ningún problema en pasarlo por aduana ¿no? Pues sinceramente no lo sabíamos, así que a última hora, cuando el equipaje superaba los 30 kilos de peso -de los 23 permitidos- y con las dudas de mi mamá y Guille sobre la inocuidad del producto, decidimos no arriesgarnos y dejarla…

¡Menos mal! Ya en el aeropuerto de la ciudad (sin duda el lugar donde los perros tienen más trabajo, adiestrados para olfatear cualquier peligro) decidimos plastificar las maletas sin saber que nos esperaba una revisión tras otra. Te tocan, te revisan, te huelen, a ti y a todo lo que te acompaña… Un control tras otro, la seguridad es extrema.  A Guille le mandaron bajar del avión para abrir la maleta por azar, y era justo la que, antes de echarnos para atrás en el último momento, guardaba la harina de coca… La verdad es que no sabemos si es común viajar con este tipo de productos, pero dudo que los militares atendieran a muchas negociaciones.

Así que aún con las ganas de probar y mostraros una receta con los famosos polvos mágicos, y superando poco a poco el jet lag (que parecía soroche) de nuestra llegada a Barcelona, hemos recuperado las ganas de cocinar y hacer una nueva versión del roscón de reyes, que ya hicimos el año pasado, pero esta vez en forma de galletas con vitrales de caramelo, para no olvidarnos de la magia.

 

 

A continuación la receta del Roscón de Galletas Vitraux

 

 

70 gr. de azúcar glas
250 gr. de harina
125 gr. de mantequilla
Ralladura de medio limon
1 yema de huevo
1/2 cucharada de agua helada
¼ de cucharadita de agua de azahar
Caramelos de colores básicos

Arenar con la yema de los dedos (yo lo hice con un procesador) la mantequilla junto con el azúcar, la harina y la ralladura de limón. Agregar la yema de huevo, el agua y el agua de azahar y procesar hasta formar una masa.

Forma dos discos, envuelve en papel film y refrigera por 45 minutos.

Mientras la masa está en la nevera tritura los caramelos,  bien en el procesador, o metiéndolos separados por color en bolsitas de plástico y martillando. No hace falta que queden pulverizados del todo.

Con un rodillo estira la masa sobre una superficie enharinada, corta círculos (o las formas de tu elección) y colócalos sobre una placa con papel de horno o sil-pad. Una vez allí haz los cortes más pequeños, tanto el círculo central como los laterales. Rellena generosamente los agujeros con los caramelos machacados. Hornea por 10 a 12 minutos.

Salen 20 galletas de 8 cm de diámetro.

 

Tips:

1. Mis caramelos no tenían colores tan vivos, selecciona los colores más intensos posibles.
2. La masa de galletas no es muy dulce, puedes aumentar la cantidad de azúcar si lo deseas.
3. No te quedes corta al rellenar con caramelo pues se pierde por debajo de la galleta.
4. Trata de no dejar restos de caramelo en la superficie de la masa pues hará manchita.
5. Cuando estén en el horno no dejes que se doren mucho ya que el caramelo burbujeará demasiado y perderá transparencia.
6. Las galletas elaboradas con esta técnica son muy usadas para decorar los arbolitos de navidad.
7. ¡Busca el haba del roscón entre las galletas!

 

COMMENTS

  • 4 enero 2012

    Menos mal que no os arriesgásteis… Muy original este roscón. Chulísimas las galletas 😀

  • 4 enero 2012

    Menuda odisea en el aeropuerto, menos mal que dejasteis la harina allí. Espero que hayan sido unas buenas vacaciones.
    Las galletas te han quedado preciosas.
    Besos.

  • 5 enero 2012

    Hola chicosss! Feliz añoooo!!! uff mejor de dejarais la harina, aunque si era harina, no creo que hubiese pasado gran cosa no? pero bueno, por si acaso… en todo caso preciosas galletas y encantada de teneros de vuelta por aqui. Besooooos!

  • 5 enero 2012

    El roscón más original que he visto, me encantó.Besos.

  • 5 enero 2012

    pilar

    Pues vaya! aunque fuera harina, la verdad es que da miedo a lo que pueda pasar 😉
    Me chiflan tus galletas, son preciosas
    besos

  • 5 enero 2012

    ¡¡Que galeltas mas chulas!! están genial con el cristal. Me encantan
    Besines

  • 5 enero 2012

    asj

    Qué aventura! me ha gustado leerte y menos mal que la dejaste aunuqe por otro lado una lástima, me he quedado con la curiosidad e imagino que tú aún más. Muy buena idea la de tu roscón, yo este año sin tiempo de hacerlo pero ni tan siquiera el que propones! jajaja

    Por cierto, ya he visto el haba.

    besos

  • 5 enero 2012

    Menos mal que hiciste caso a tu madre y a Guille, me lo imagino, vuelo de Colombia, bolsita de plástico transparente con polvos blancos en su interior ¡¡uff explícale al guardia que tienes un blog de recetas de postres y que esa bolsa es el ingrediente principal!! me veo mandándote bocadillos con una lima dentro a la cárcel de Bogotá 😛

    Me apunto la receta que tiene una pinta descomunal, las tendré que hacer dos veces porque lo mío no son los postres pero las haré ¡prometido!

    Un beso y feliz año!

  • 5 enero 2012

    Qué gracia, imagínate que no la dejais y la teneis en la maleta. La que se lía!!
    Bienvenidos de nuevo.
    Un beso enorme y feliz noche de Reyes!

  • 6 enero 2012

    Eva

    Te han quedado estuependas estas galletas!! Nunca se me hubiera ocurrido lo de los caramelos, muy buena idea 🙂

  • 7 enero 2012

    La verdad es que no he oido hablar de esa harina, yo hubiera hecho lo que tu para evitar problemas aunque supongo que si la venden abiertamente será porque está permitido, no se 🙂
    La galletitas que nos has preparado en su lugar son preciosas, lástima no haberlas visto antes para haberlas preparado para los reyes magos.
    Un besote

  • 7 enero 2012

    Un viaje fantástico, y las galletas un aspecto muy rico, con los colorines.
    Un abrazo

  • 8 enero 2012

    Qué miedo, si te llegan a detener por llevar coca en la maleta, no creo que nadie atendiese tus explicaciones pausadas, yo no me arriesgaría!!!
    Te quedaron unas galletas de cristal preciosísimas, creo que son perfectas!!!

  • 9 enero 2012

    Me ha encantado cómo has preparado estas galletas siempre las he visto con el caramelo enmedio.
    Un roscon precioso.
    Saludos

  • 9 enero 2012

    Yo no hice Roscón, no tuve tiempo pero lo dejo en pendientes, por qué me apetece hacer uno algún día, de entrada las galletas me parecen de lo más original y divertido para sustituir al roscón. Besitos guapa.

  • 9 enero 2012

    QUé miedo hija se te llegan a parar por eso en el aeropuerto. Sabes que a veces compro o preparo cosas para enviar por correo (la última vez a Estocolmo, unos bizcochitos borrachos) y unos minutos antes de enviarlo es cuando me miro si se puede o no…y corriendo a mirar. Pero bueno, creo que han hecho bien en dejarlo! Sin duda!
    Y el roscón, el más original que he visto! Además seguro que rico rico!
    Un beso!

  • 9 enero 2012

    jajajjja, como me he reído con tu relato. Desde luego las hojas de la coca son el Red bull de hoy, yo en casa tengo de cuando mi marido subió caminando a Machu Pichu y la única manera de hacerlo fué masticando las hijitas, las tengo de recuerdo y ni idea como las pudo traer. Sin dudas fué un acierto el que dejaras la harina porque te aseguro que Guille iba derechito a la cárcel o terminaba masticado por el perro drigui.
    Bueno, unas galletas muy lindas, yo me quedé ahora pensando en como serán esas galletas, tengo que ir a Colombia y descubrirlas.
    Besos.

  • 10 enero 2012

    Perfectas estas galletas para una historia diferente.
    Un beso.

  • 10 enero 2012

    Que preciosidad de galletas y me ha encantado leerte! vaya tela con la harina! no sabía que se hacían cosas asi con la coca… arriba la inocencia!!! jeje

    Un besote guapísima!!

  • 24 enero 2012

    Ana!!!

    He llegado un poco tarde a esta entrada upssss 🙁 Están espectaculares tus galletas… Me encanta la idea de los caramelos!! Este roscón en versión galletas si que me lo comería completito.
    Un besote