Lorem ipsum dolor amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus.

Baker

Follow Us:
Title Image

Blog

El germen de todo el proyecto

Como Novio de Cocinera. Cupcakes de Plátano

Mi abuelo se llamaba Joffre. Era un eminente otorrino con manos de seda, que recitaba a Lorca por los pasillos de casa y que tenía como afición jugar dominó todas las tardes de su vida. Al menos en la vida que tuve el placer de compartir con él.

Como se podrán imaginar, mi elegante y espigado abuelo jamás cocinó ni un huevo revuelto. Creo que primero se comía un cable. Así que se estarán preguntando por qué hablo de él en un espacio dedicado a recetas e historias culinarias.

La respuesta es simple. Él me enseñó que el plátano (cambur en Venezuela) es la fruta más poderosa del mercado, rico en propiedades incalculablemente beneficiosas para el organismo: Potasio, vitaminas A y C, fósforo, pectina, fibra… en definitiva un cocktail de nutrientes vegetales.

Sus preferidos eran los cambures manzanos, pero sentía especial predilección por los titiaros (plátanos miniaturas). Fuese cual fuese la raza del cambur el señor se comía tres al día, uno después de cada comida. Era su mantra alimenticio en pro de la longevidad y la buena digestión.

Así pues, a mi abuelo – el que siempre comió “como novio de cocinera”, el que no le puso a un hijo Joffre porque le dirían Joffrito – le dedico estos cupcakes de plátano que son para chuparse los dedos; perfectos para una merienda sana y sabrosa, aunque no por eso se pueden tomar todos los días del mundo, como hacía mi abuelo.

 

 

A continuación la receta de los Cupcakes de Plátano

 

 

1/2 taza (125 gr.) de mantequilla (temperatura ambiente)
3/4 taza azúcar (mitad blanca, mitad morena)
2 huevos grandes
1 1/2 taza de harina todo uso
1 cucharadita de polvo royal
1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
1/2 cucharadita de sal
2 plátanos grandes bien maduros (rallados)
1/2 cucharadita de extracto de vainilla
1/2 cucharadita de  Canela
1 taza de buttermilk

Precalienta el Horno a 180°C/ 350° F

Prepara un molde para cupcakes son sus cápsulas de papel.

Bate la mantequilla y el azúcar, hasta blanquear y conseguir una textura esponjosa. Añade los huevos uno a uno hasta que se incorporen bien. Tamiza al mismo tiempo los ingredientes secos (harina, polvo de hornear, bicarbonato, canela y sal) y une los ingredientes líquidos (buttermilk, vainilla, y plátanos); baja la velocidad al mínimo y añade los líquidos alternándolos con los secos en tres partes.

Hornear por aproximadamente 20 a 25 min. Utiliza siempre el truco del palillo para saber si están listos.

Salen 18 Cupcakes tamaño estándar.

Tips:

1.  Si no tienes Buttermilk agrega una cucharada de zumo de limón a una taza de leche y déjalo reposar unos minutos, parecerá que se corta, pero no te preocupes, quedará genial.
2.  Los plátanos deben estar maduros.
3.  Si quieres añade algún fruto seco.
4.  Come muchos plátanos, eso de que engordan es un mito.