Lorem ipsum dolor amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus.

Baker

Follow Us:
Contacto
+34 696 228 506
Mar - Sab: 10:00 - 17:00h / Dom: 10:00 - 13:00h

Blog

Clásicos Caramelos. Blondies de M&M’s

blondies_mm_sweet180g

Dice wikipedia que los M&Ms nacieron a partir de que un señor llamado Forrest Mars vio a los soldados de la Guerra Civil española comiendo unas bolitas de chocolate cubiertas de caramelo, cobertura que evitaba que éste se derritiera en las manos de los convenientes. A partir de este dulce descubrimiento, en medio de tan desoladora estampa, el estadounidense se asoció con R. Bruce Murriec para comprar los derechos e introducirlos en el mercado americano. De juntar las iniciales de sus apellidos nació el nombre M&M´s.

En lo particular tengo un recuerdo bastante especial de estas coloridas chucherías. Cuando era chiquita en Venezuela hubo una época que no había casi ningún producto de importación (una manzana era como un Alien) y ningún chocolate o caramelo de este tipo formaba parte de nuestras meriendas, a menos que acabaras de llegar de algún viaje y hubieras apertrechado tu maleta de golosinas extranjeras, o que alguien te las hubiera traído, también de algún viaje, en plan souvenir. Si llegabas al recreo con una bolsita de M&M’s eras la mas guay del momento. Lo malo es que todo el mundo te pedía y tú, de tonta, te quedabas sin nada.

Llegó la globalización, se abrieron las importaciones, y ya no hacía gracia que te trajeran chocolates si alguien cercano se iba de viaje, pues en la panadería de la esquina ya lo teníamos todo (y digo teníamos, porque ahora en Venezuela no hay ni leche. La tragedia de un pueblo desabastecido en la que prefiero no ahondar). La zona de la caja registradora estaba llena de chuches nacionales e importadas por igual.

Hace unos meses M&M’s se puso en contacto con nosotros para invitarnos a participar con dos recetas en su campaña de elaboraciones preparadas con estos caramelos/chocolates. Rápidos aceptamos la propuesta porque es un producto que nos gusta desde pequeños, no teníamos que probarlo, pues estaba más que testado a lo largo de la vida, sólo teníamos que regalarle un poco de tiempo para cocinar con ellos dos sencillas y deliciosas elaboraciones. La primera, que ilustra este post, son unos de blondies de M&M’s muy ricos y fáciles de hacer con los niños; La segunda, la podrás ver en la nueva web M&M’s Make y en la que esta vez las grageas se mimetizaron con el bizcocho, con una divertida y colorida propuesta.

 

A continuación la receta de Blondies de M&M’s

 

 

120 gr de mantequilla derretida
1 taza de azúcar moreno
2 huevos
1 taza de harina
1/2 cucharadita de sal
1/4 de cucharadita de extracto puro de vainilla
1 taza de M&M’s
1/4 taza de ron

Precalienta el horno a 180ºC/350ºF

Forra con papel de horno un molde cuadrado de 20 cm.

Con unas varillas manuales, mezcla la mantequilla derretida con el azúcar, añade el huevo y bate hasta que se incorpore bien. Agrega la vainilla y el ron. Luego añade la harina y la sal previamente tamizadas, mezcla con espátula y con movimientos envolventes.  Vierte la masa en el molde, espárcela de forma uniforme y deja caer los M&M’s sobre la superficie. Hornea por 20 minutos.

 

Tips:

1. Vigila que no se pase de cocción
2. Puedes añadir frutos secos, chispitas de chocolate…
3. El ron es opcional

 

Hace un año: El Nido. Triángulos de Cacao, Chocolate Blanco y Avellanas

Hace dos años: La Tienda. Blue Diamond Cupcakes

Hace tres años: El Cocinero Desnudo. Chocolate Fudge de la Huerta

COMMENTS

  • 12 noviembre 2013

    Ca la Quimeta

    Hace dos años … cuando mi padre estuvo ( ya no esta 🙁 ) ingresado largaaaas horas en distintos hospitales los M&M fueron una dulce compañia , ahora aveces los como solo para sentir la dulce sensacion de consuelo momentaneo que me proporcionaban…

  • 17 noviembre 2013

    Me encantan los M&M’s, suelen ser siempre la opción elegida en la máquina de vending del trabajo 😉
    Para los que, afortunadamente, no hemos vivido lo que cuentas y sólo conocemos de situaciones similares por las penurias que nos han contado nuestros padres, debe ser una pena tremenda ver cómo está ahora tu país. En fin… ¡ánimo y besos!