http://orderdrugsonline247.com/buy-cialis-pill-online . order levitra on line . buy viagra 25 mg . buy pfizer viagra . generic cialis soft tabs canada pharmacy . purchase viagra 100 mg online . http://rxtablets-online-24h.com/canada/generic-cialis-no-prescription . safe genuine cialis online . low cost levitra . viagra order in australia . lexapro low cost . cheapest viagra ever . http://order-online-tabs24h.com/pfizer-levitra/ . order viagra online from canada

tartabalate_sweet180g

A Vilassar hi ha de tot. Este antiguo eslogan de los comerciantes de nuestra localidad venía a decir que no hace falta coger el tren o el coche y salir del pueblo para comprar, pues en Vilassar hay de todo. Últimamente está cobrando más sentido que nunca, y es que no sólo podemos encontrar lo más básico, que (con la globalización) pasará hasta en los municipios más pequeños del mundo. Tenemos a nuestro alcance los productos más exquisitos: el mejor pan, las mejores tapas y conservas…, y ahora, una de las mejores cervezas artesanales del Mediterráneo.

Balate se presentó públicamente hace sólo un par de meses en el restaurante Santa Marta de Cabrera de Mar. No pudimos asistir a la inauguración, nuestra agenda reventaba, pero tuvimos la fortuna de coincidir unas semanas antes en una feria de Vilassar, donde trajeron varios barriles e invitaron a probar sus cervezas a todo el que pasara. Allí conocimos a Hector, su propietario y fundador. Desde el principio agradecimos su simpatía, cercanía y humildad. Nos encanta él, y nos encanta Balate.

Esta empresa 100% familiar se instaló muy cerquita nuestro hace apenas dos años, adaptando una vieja nave a su actual obrador, que pudimos conocer de primera mano ayer, y que nos sorprendió por su alta calidad y exigencia. El término Balate tiene su origen en su tierra familiar, sus orígenes: Granada. Se refiere a los muros de contención que artesanalmente se levantaban siglos atrás en tierras de cultivos muy desniveladas, y que además de contener, facilitaban la conducción del riego a lo que allí se cultivaba. Como la cebada, la malta o el lúpulo, ingredientes esenciales para la producción de la cerveza.

De la mano de un maestro cervecero alemán fichado a propósito para trabajar exclusivamente en su marca, han nacido (de momento) tres variedades de cerveza con vistas al mar: Ter, que evoca al río que la ve nacer, la más clarita, de color dorado, suave y aromática; Nil, del viejo río Nilo, de color más intenso, amarga,  cítrica y frutal en sabor; y Darro, el río que regó su infancia en Granada, cerveza roja tostada (que no negra), con grandes recuerdos a café, chocolate y caramelo. Estas tres variedades se conservan y comercializan en unas botellas con un diseño espectacular, de coleccionista, que parecen sacadas de la bodega de un barco pirata hundido hace siglos. La imagen de Balate mola mucho.

De la visita salimos con una botella de Darro bajo el brazo (la más intensa, la que piensas que es negra pero más bien es como el vino) especialmente para introducirla en una de nuestros pasteles. Pensando exactamente en esos sabores, chocolate, café, y caramelo, elaboramos un bizcocho de cacao y Darro que se presenta como un bombón, relleno de crema de mascarpone y cubierto con una ganache de chocolate negro con una pincelada de glaseado de café, y avellana caramelizada. Casi nada. Un postre, ¡un pecado!

tartabalate_sweet180g2

 

 

A continuación la receta de la Tarta Balate

 

 

Para el Bizcocho:

250 ml cerveza Balate Darro
250 gr. mantequilla
75gr cacao en polvo
330 gr. azúcar
140 ml. nata para montar
2 huevos
1 cucharadita de vainilla
250 gr harina
2 1/2 cucharaditas bicarbonato

Comienza calentando la cerveza en una olla, sin que llegue a hervir, y derritiendo en la misma la mantequilla. Una vez derretida retira del fuego y reserva en la nevera mientras sigues con el resto de preparaciones.

Mezcla bien en un bol los ingredientes secos: cacao, azúcar, harina y bicarbonato.

En otro bol, incorpora la nata, los huevos y la vainilla y mézclalos con unas varillas. Agrega esta mezcla al contenido de la olla y mezcla nuevamente hasta que quede bien integrado. Añade poco a poco entonces los ingredientes secos hasta conseguir una masa uniforme y sin grumos. El resultados será bastante líquido.

Pasa la masa a un molde engrasado. En esta ocasión nosotros usamos semi-esferas. Salen unas 15 aprox.

Introduce en el horno (precalentado a 180ºC/350ºF) y hornea hasta que el palillo salga limpio. Ten en cuenta que es un bizcocho bastante húmedo, estará listo aunque no lo parezca.

Para la crema de mascarpone:

1/2 taza ( 125 gr) de queso mascarpone
1/2 taza de nata para montar
2 cucharadas de azúcar glas

En la batidora eléctrica, con la varillas, monta la nata hasta que forme picos (no tiene que estar muy firme). Paralelamente mezcla el mascarpone con el azúcar hasta que conseguir una mezcla cremosa. Incorpora con movimientos envolventes 1/3 de nata en la mezcla de mascarpone para igualar densidades, termina de incorporar toda la nata con cuidado de conservar el aire. Reserva en la nevera.

Para la ganache de chocolate:

300 gr. de chocolate mínimo 50% cacao
200 ml de nata

Lleva la nata a punto de ebullición, sin que llegue a hervir, y viértela sobre el chocolate derretido. Emulsiónalo con la espátula hasta que quede una mezcla bien lisa y brillante. No lo guardes pues se usa en caliente (hazlo cuando tengas todo montado).

Para el glaseado de café:

1 cucharada de café líquido negro
Azúcar glas

Ve añadiendo el azúcar y removiendo con una cuchara hasta conseguir una textura densa.

 

Montaje:

Desmolda las esferas de chocolate. Dales la vuelta y con un sacabolas descorazona el bizcocho con cuidado (si está frío de nevera será más sencillo). Mete la crema mascarpone en una manga pastelera, y con una boquilla lisa, rellena cada una de las esferas.

Coloca un papel de horno debajo de cada media esfera y dales la vuelta. En ese momenta, congela.

Prepara la ganache. Coloca las esferas sobre una rejilla, y baña las esferas una por una. Una vez se haya asentado toda la cobertura, dibuja unas líneas con el glaseado de café, con la ayuda de una manga de papel, o una cuchara.

Termina con un poco de miga del bizcocho sobre los bordes, y avellana caramelizada triturada.

 

Tips:

1. Si usas un molde de silicona para los bizcochos, recomendamos congelar el bizcocho antes de desmoldar. Así evitarás que se te rompa.

2. Puedes usar en su defecto cualquier cerveza negra tipo Guinness. Si es artesanal mejor.

3. Esta receta se adapta perfectamente a otros formatos: layer cake, cupcakes, etc.

4. Si tienes la oportunidad, tómate una Balate.

 

Hace un año: Los Flanders. Pie de Fresas Tiernas

Hace dos años: Por un Futuro Mejor. Chiffon Cake de Limón y Té Earl Grey

Hace tres años: Playa Azul . Arepitas Dulces

Publicado por Sweet 180º · Leave a Comment
Tagged with:
 

Comments are closed.