http://orderdrugsonline247.com/buy-cialis-pill-online . order levitra on line . buy viagra 25 mg . buy pfizer viagra . generic cialis soft tabs canada pharmacy . purchase viagra 100 mg online . http://rxtablets-online-24h.com/canada/generic-cialis-no-prescription . safe genuine cialis online . low cost levitra . viagra order in australia . lexapro low cost . cheapest viagra ever . http://order-online-tabs24h.com/pfizer-levitra/ . order viagra online from canada

La comida más importante del día, sí. En la que además puedes disfrutar de cantidades más generosas de viandas porque se supone serán la energía que quemes durante la jornada, también. Pero aún siendo consciente, no soy capaz de prepararme algo decente en días laborales, ni un café. Si acaso me lo prepara Guille cuando nos despertamos al mismo tiempo, pero si no, salgo pitando, con una galleta en la mano o una bolsita de cereal que me termino comiendo frente al ordenador, en compañía de una bebida semi-caliente en un vasito portátil que compro por el camino.

Me considero una defensora del ritual de la comida, de comer en un plato y ser responsable de lo que se come, pero a la hora de desayunar en un día de madrugón, el ritual se esfuma, la sábana me atrapa, mientras la alarma del despertador se pospone de 5 en 5 minutos hasta que caigo en la cuenta de que o me despierto o llegaré tarde, y no tolero la impuntualidad.

Admiro profundamente a las personas que cada mañana, sea la hora que sea, se toman su tiempo para desayunar con placidez. Que son capaces de sentarse, sentir como la mantequilla se derrite sobre una tostada, hacerse un zumo natural… y saborear el humeante café recién hecho. Sinceramente, pensaba que con la edad aprendería a disfrutar de ese momento de madurez, pero no.  Aún recuerdo que cuando era chiquita mi mamá me ponía el uniforme del colegio mientras yo dormía, y el desayuno me lo engullía en el coche o posteriormente en el autobús escolar. Cuando iba a la universidad e inclusive a trabajar, un vaso de cereal o un sándwich a la plancha (que no me había hecho yo) eran mi desayuno temerario al volante.

Años después, la cosa sólo cambia cuando puedo levantarme con la parsimonia que mi cuerpo exige. Los fines de semana disfruto de ese momento a plenitud: café, bandeja y cama. Aunque confieso que hay días que se junta la ceremonia del desayuno con la del apreciado aperitivo.

Con (y por) remordimiento me he propuesto que cada semana cocinaré un rico y reconfortante bizcocho para que siempre haya un homenaje matutino, que sea donde fuere, degustarlo me genere el placer y el respeto que la comida más importante del día se merece. Para empezar con el reto propongo un reconfortante loaf cake semi-integral de miel, vainilla y pipas de calabaza, que

baila entre ser un pan y un bizcocho (gracias a su miga firme y su humedad) y que te hará comenzar el día con energía y buen humor (aunque esta ultima frase parezca sacada el anuncio del yogur que protagoniza Carmen Machi).

Aprovecho la mención a los rituales de la comida para invitarlos, si están en Barcelona, a que se pasen por alguna de las actividades de Off Menu, todos los días de esta semana en una programación alternativa a la feria Alimentaria, y que nos invita a experimentar y a disfrutar del acontecimiento gastronómico desde un punto de vista divertido, moderno y muy variado.

A continuación la receta del Loaf Cake Semi-Integral de Miel, Vainilla y Pipas de Calabaza.

180 gr de mantequilla
110 gr de azúcar moreno
100 gr de miel
2 cucharadas de azúcar moscovado
3 huevos
1 cucharadita de extracto puro de vainilla
100 gr de harina normal
140 gr de harina integral ecológica
2 cucharaditas de polvo royal
1\2 de bicarbonato
100 gr de nata 35% mg
Semillas de calabaza (al gusto)

Precalienta el horno a 180ºC/350ºF. Prepara y forra con papel de horno un molde  rectangular de 25 x 11 cm.

Tamiza las harinas, el polvo royal, el bicarbonato y la sal. Reserva.

En la batidora eléctrica, con la pala, bate la mantequilla con la miel y el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa y muy esponjosa. Ve agregando los huevos uno a uno hasta que se incorporen. Agrega la vainilla. Entonces, añade la mezcla de harina alternada con la nata en tres partes. Vierte la mezcla en el molde  y espolvorea la superficie con las pipas de calabaza . Hornea por 50 minutos o hasta que el palillo salga limpio. Deja enfriar sobre una rejilla.

Tips:

1. Este bizcocho es muy fácil de hacer.
2. Puedes cambiar la vainilla por cualquier otra especie u aroma.
3. Si quieres hacerlo aún más sano, tienes la opción de cambiar la nata por 1 taza de leche desnatada.
4. Los frutos secos aportan un toque crujiente, también se pueden incorporar dentro de la masa.
5. Desayuna cada día, pero sobre todo disfruta el momento.

zp8497586rq

авторегистраторыЕгерьпьяный водитель москвабронирование в финляндии хостлcar cover mazda mx 5перегон авто из европыкуплю телевизор кинескопный б уhd bullet cameraоптимизация загрузки сайтадоска объявлений кредитхоум кредит банк белгородбанк российский кредит москвадебет 25 кредит 02взлом wow

Publicado por Sweet 180º · 18 Comments
Tagged with:
 

18 Responses to Desayuno. Loaf Cake Semi-Integral de Miel, Vainilla y Pipas de Calabaza

  1. Muy buenas intenciones! Me parece fantástico. Yo soy como tú, café corriendo camino del trabajo.
    Los fines de semana, eso sí, como a tí se me junta el desayuno con el aperitivo…
    Besos
    Mon

  2. Que razón tienes con el desayuno, yo tampoco consigo detener el tiempo para saborear el primer plato del dia y desayunar con tranquilidad. Solo lo hago en los hoteles con sus super buffets de desayuno jaja. Me encanta este super loaf cake, sobretodo por las pipas de calabaza, creo que me lo haré, así da gusto desayunar ^^
    Un beso,
    Adriana

  3. Paola dice:

    Ciao, volevo invitarti alla mia raccolta sui dolci che si preparano a Pasqua in tutti gli angoli del mondo 🙂
    Spero vi parteciperai

    A presto

    Paola
    http://fairieskitchen.blogspot.it/2012/03/tutta-la-dolce-pasqua-del-mondo-il-mio.html

  4. Qué rico, qué buena mezcla, miel, pipas ummm.

    Yo entre semana mi desayuno consiste en un vaso de agua y un café con leche, a veces atino a echarle cereales, soy consciente de que lo suyo es desayunar bien, pero me atrapan las sábanas, eso sí me lo paso pipa en los desayunos de los hoteles ¡cómo los disfruto!

    Un beso,

  5. Silvia dice:

    Me lo llevo sin dudarlo ¡¡qué pinta!! y que sabor tiene que tener.

    Besos.

  6. Susana dice:

    Yo soy de las disfrutonas del desayuno…me levanto una hora antes para precisamente no salir corriendo¡!

    Petó

  7. Anna dice:

    Realmente la miga es preciosa y la combinación de sabores me parece perfecta para el desayuno. Chapeau.

  8. Mikey F. dice:

    La verdad es que da gusto leer entradas así. Yo caigo en el mismo problema que tú en cuanto al desayuno. Eso sí, los fines de semana siempre intentamos aprovecharlo y hacer un desayuno un tanto más copioso.

    Además admito que, de vez en cuando, un desayuno un tanto “american”.

    Me guardo la receta, BTW.

    Un saludo,
    M.

  9. Helena dice:

    Jo sóc una de els persones que es prenen l’esmorzar amb la calma, si cal m’aixecaré 5 minuts abans per preparar-lo a tota pastilla. Adormida funciona ràpidament és ben curiós jeje
    Amb aquest cake semi integral no hauria ni d’aixecarme abans, un tallet i a seguir somiant, mmmm….!!

  10. Mayte dice:

    Despertares maravillosas y lindos…y con este pan lleno de pipas….mucho más!!

    Divino. Besitos 😉

  11. judith dice:

    sóc incapás de llevar-me al matí! i ara el Boletet fa mandretes com la mama, jajajaja, l’Yves està desesperat!!! encara que si m’espera aquest esmorzar igual si que m’aixeco! jijiji. petpnets reina

  12. ivana dice:

    tus despertares son como los mios, cada 5 minutos suena el despertador, incapaz de levantarme antes para desayunar y a veces con galletas que me como de camino al tren!
    pero tu propósito me chifla y ese bizcocho pan tiene una pinta deliciosa!

  13. Isabel dice:

    Precisamente hoy me preguntaba el peque “mamá, tú nunca desayunas?”
    Y no, no lo hago, mi madre tenía verdaderas guerras con mi hermana y conmigo de niñas, porque ninguna lo hacíamos y las dos seguimos sin hacerlo.
    Por las mañanas me levanto, preparo el desayuno de mi marido y el del peque y yo me pongo a hacer otras cosas, y me voy al gimnasio sin desayunar!!
    Pero a mis 38 años recién cumplidos, eso sí! dudo que ya pueda cambiar.
    Yo me llevo un trozo para eso de las doce… 😉

  14. Tiene que estar riquísimo!!
    Me apunto la receta 😉

    Besos!

  15. jajajaja jo procuro seure cada dia per esmorzar, encara que siguin 5 minuts, i menjar-me un tros de pa de pessic o una magdalena (casolà tot, sempre que puc!) i el meu cafè amb llet… i després ja corro! però que no em treguin els meus 5 minuts de calma matutina!
    Aquest cake me l’apunto, m’encanten les pipes de carbassa i es veu boníssim i sa!
    Petonets
    Sandra

  16. Caty dice:

    A mi me pasa como a ti, si me lo preparan; yupiiii! si no; me preparo un café con leche y ya está, con lo que a mi gusta disfrutar de un buen desayuno, pero mi hábito no ha cambiado.
    El cake me parece espectacular, aunque creo que si hago uno me lo llegaré a comer en el mismo día, jajaja
    Besitos

  17. Carmen dice:

    Ummm que buena pinta tiene y que rico debe estar, me encantan estos cakes!!!!!!!
    Besitos

  18. IFeelCook dice:

    Da gusto leer tus entradas, bien escritas y sin faltas de ortografía 😉 A mi también me encantaría hacer un desayuno como “dios” manda pero no hay manera, es el momento del día que menos hambre tengo así que acabo tomando un (triste) zumo de naranja, jeje. Vamos a tener que hacer el propósito de desayunar mejor 🙂
    ¡Un besote!